Blog de Lesbianas


Otro blog más de WordPress

Posted by Shirka en 12 Julio , 2009

 

¿Madre no hay más que una? Pues Lluna, será la primera niña que nazca en España con dos mamas, biológicas. Una madre biológica genética (que ha aportado su óvulo para el embarazo con semen anónimo) y otra biológica gestacional (esta ha puesto el útero).

Es el primer caso en España, el único país del mundo, junto a Holanda, que permite esta práctica. Por primera vez en España dos mujeres se han unido para concebir un hijo. De la esencia de las dos nacerá Lluna. Según las previsiones el alumbramiento se producirá entre la última semana de julio y la primera de agosto.

Tras sus pasos hay ya una decena de parejas de lesbianas casadas -seis de ellas embarazadas y las restantes en fase de estudio clínico- que ya han optado por seguir el método ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja), para convertirse en madres. Aunque para conseguir esto…deberán abonar los 4000 euros que cuesta el proceso. Esta técnica es la ya conocida fecundación in vitro no es médicamente nuevo…pero si representa una revolución social.

No fue un camino fácil para la pareja llegar al punto en el que están. Las dos mujeres se casaron en el Registro Civil de Valencia el 20 de enero de 2006 y se enteraron de que una no podía donar sus óvulos a la otra porque tal posibilidad no está contemplada (tampoco prohibida) en la nueva ley de Reproducción Humana Asistida. Los médicos a los que preguntaban no lo veían claro y al principio sólo recibían negativas. Todo eran trabas. La ley las discriminaba y los doctores se lavaban las manos, Las razones de la pareja eran (y son) fáciles de comprender. Si, por ejemplo, un hombre puede dar su semen a su esposa, con el fin de fertilizar sus óvulos en laboratorio y crear así un hijo, ¿por qué una mujer no puede dar sus semillas a su pareja legal con igual propósito de procrear?

La solicitud de transferencia de óvulos realizada por el matrimonio de lesbianas no ha caído en saco roto. De hecho, el pasado mes de diciembre la Comisión Nacional de Reproducción Asistida, un órgano consultivo dependiente del Ministerio de Sanidad, dio luz verde a la técnica ROPA «para evitar interpretaciones restrictivas» del derecho de las lesbianas a ser madres, después de que un comité de expertos avalara la donación de óvulos en parejas femeninas. Es más, la Comisión concluyó que en el caso de un matrimonio de lesbianas es «perfectamente legal» -aunque al legislador se le haya olvidado incluir la referencia- que una de las mujeres gestara el óvulo de la otra, tras ser éste fertilizado con esperma anónimo, de modo que hubiese una «madre biológica genética y una madre biológica gestante».

Las dos serán madres legales [Ley de Identidad de Género, artículo 7.3] y, como tales, quedará escrito en el Registro. Una aportará la herencia y la otra las sensaciones, los primeros ruidos, la alimentación…

El progresivo reconocimiento legal de la unión entre mujeres, equiparándola en la actualidad a la de cualquier otra familia, ha animado a que las parejas homo se decidan a tener hijos. La maternidad lesbiana, como la paternidad masculina, vive hoy los inicios de un particular homo baby boom gracias al método ROPA (sólo se aplica en España y Holanda) y a la inseminación artificial, la técnica más popular. En parte, porque desde 2006 las lesbianas pueden acudir en igualdad de condiciones a los hospitales públicos para someterse a una inseminación, previa inscripción en las listas de espera -entre dos y tres años de demora-, lo que sin embargo a menudo disuade a la mayoría de las parejas de mujeres, que optan por los ginecólogos particulares para tener hijos. Esto es una gran noticia para nuestra sociedad en la que por el descenso de la natalidad y el retraso de la mortalidad la pirámide demográfica está perdiendo su forma  piramidal…llegando a tener en algunas zonas mas personas por encima de los 60 que menores de 20.

Los cambios en la configuración de las nuevas parejas y las posibilidades de procrear, independientemente de la condición sexual, por diferentes métodos científicos, están modificando el mapa de la familia, hasta hace muy poco tiempo de corte heterosexual. Lo que ahora se preguntan muchos es si un niño llega a alcanzar su desarrollo pleno, en el caso de los matrimonios de homoparentales, sin la figura masculina del padre o femenina de la madre. Hay psicólogos que dicen que  no hay diferencias entre los niños de familias homoparentales y los de heterosexuales. También le faltaría la figura materna a un hombre que quedo viudo por ejemplo… La conclusión es que el niño que nazca, por ejemplo, en un matrimonio de lesbianas, crecerá sin mayores problemas si recibe el amparo y el amor necesario, La figura masculina, si la necesita, la encontrará en un tío, en el abuelo o en un amigo de la familia. Porque la clave de todo buen desarrollo se encuentra en la felicidad. Y para dar amor…no importa la sexualidad de cada cual.

Posted in: General

» ¿Y tú que opinas?